Saltar al contenido

Balanza de cocina

Las balanzas de cocina son equipos de uso doméstico de gran utilidad. Cada día que pasa tenemos más en cuenta la importancia de una correcta alimentación, por lo que estos instrumentos se han hecho muy necesarios. No solo te ayudan a calcular proporciones sino que tienen otras muchas ventajas.

balanzas-de-cocina-basculas-de-cocina-basculas-digitales-de-cocina-precios-mejores-min
balanzas-de-cocina-basculas-de-cocina-basculas-digitales-de-cocina-precios-mejores-min

Tipos de balanzas de cocina

Estas balanzas pueden ser analógicas o digitales. A continuación te explicamos las diferencias para que escojas la que más te convenga. En cuanto a la capacidad y la precisión, en el primer caso suelen llegar a los 5 kilos. La exactitud llega al gramo, por lo que son bastante adecuadas para el uso culinario y doméstico.

Balanzas digitales

Son las más modernas en el mercado y sus ventajas las hacen muy prácticas. Si escoges este tipo de báscula verás que cuenta con las siguientes características.

– Las lecturas vienen dadas en una pantalla LCD.

– Pueden funcionar con baterías o conectadas al tomacorriente.

– Muchos modelos se apagan automáticamente, para que tengas un ahorro de energía.

– Suelen ser más compactas que las analógicas, por lo que las puedes usar con más facilidad en espacios reducidos.

– La medición es bastante exacta, ya que utilizan celdas de carga o sensores para detectar el peso.

– Vienen programadas con lo que se llama función de tara, en la que se puede colocar la medición en cero, para no tomar en cuenta el peso de recipiente donde se colocan los alimentos. Esta función también te permite el pesaje acumulativo en muchos modelos, por lo que no tienes que colocar cada ingrediente por separado.

Balanzas analógicas

Estas son las de toda la vida y siguen siendo muy útiles. Por otra parte, suelen ser más accesibles y más fáciles de reparar que las balanzas digitales.

– Sistema utilizado

Este tipo de balanza puede venir con un sistema de resorte, que se despliega con el peso colocado. También pueden venir con un contrapeso; consiste en diferentes plomos de peso conocido, que se colocan en el platillo contrario, lo que suele ser más exacto.

– La lectura se realiza con una aguja que se desplaza sobre una escala numerada que es bastante fácil de leer.

– Suelen venir equipadas con recipientes amplios, ligeros, resistentes y fáciles de lavar. Pueden estar elaborados de metal, cristal o plástico y también los hay modelados para contener líquidos.

Usos de las balanzas de cocina

La preparación de muchas recetas exige en general que adoptes un sistema para medir las cantidades. Sin embargo, en muchos libros de cocina o recetarios puedes encontrar que se utilizan medidas como tazas o cucharadas. Algunos pueden complicar más las cosas y las expresan en onzas o libras. Es decir, que si haces el cálculo por volúmenes, encontrarás luego que no hay nada más preciso que el peso.

– Menús para dietas

Sea que vivas con una familia numerosa o solo cocines para ti, una balanza te será de gran utilidad. Pesar las cantidades de fruta, las raciones de pescado o carne y las hortalizas o legumbres te permitirá llevar un buen control de lo que ingieres en tu menú semanal.

Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud recomienda comer 400 gramos al día de alimentos frescos, sean frutas o vegetales no feculentos. Cada día puedes calcular lo adecuado para consumir en tu balanza de cocina, y tenerlo ya organizado y listo para llevar al trabajo o comerlo en casa.

– Correcta proporción de ingredientes

Ya te comentamos que el peso es más exacto a la hora de calcular que el volumen. Por ello es conveniente utilizar recetas que expresen las cantidades en esta segunda magnitud. Por ejemplo, ciertas harinas como las de arroz o nueces pueden tener distinto volumen para un mismo peso, dependiendo de la casa fabricante.

Una buena balanza, que sea fácil de usar y exacta, te permitirá ajustarte a las recetas de una forma más acertada. Esto es particularmente necesario en las preparaciones que dependen de procesos químicos, como las conservas, las mermeladas, los encurtidos y las masas, sean para pan o para repostería.

– Ahorro en ingredientes

Utilizar las cantidades exactas no es solo una garantía de que las recetas saldrán bien. Además, te permite utilizar lo justo de cada componente de la preparación. Esto es especialmente importante en el caso de ingredientes de precio elevado, como las especias. Además, evitarás el desperdicio que significa tener que descartar porciones de alimento, si en algún momento lo has calculado con exceso.

– Limpieza y rapidez

Cuando vas a preparar una receta con varios ingredientes y las cantidades vengan en volumen, es probable que tengas que utilizar varias tazas, cucharas y cucharillas. Con una báscula ahorras todo el trabajo y el tiempo que requerirás para lavar todo lo que se ha ensuciado.

Las balanzas de cocina son un elemento muy útil y práctico. Podrás comer de forma más saludable y lograrás ahorrar tiempo y dinero, todo en un mismo paso.