Saltar al contenido

Balanzas comerciales

¿Qué sabes realmente de las balanzas comerciales? Estas básculas están presentes en un gran número de tiendas que visitamos, pero pocas veces nos fijamos en ellas lo suficiente. ¿Quieres conocer los profesionales que las usan y los distintos tipos que existen?

balanzas-digitales-basculas-digitales-basculas-digitales-de-cocina-de-bano-min
balanzas-digitales-basculas-digitales-basculas-digitales-de-cocina-de-bano-min

¿Dónde se usan balanzas comerciales?

Seguro que te vienen a la mente imágenes de basculas comerciales en tu frutería o carnicería habituales, pero este no es ni mucho menos su único uso. Te explicamos los principales tipos de negocio que usan estos elementos para su actividad habitual.

Para empezar, son un recurso indispensable en los establecimientos de alimentación. Charcuterías, carnicerías, fruterías e, incluso, panaderías y pastelerías necesidad una balanza para pesar con precisión los productos que venden y poder cobrar el precio exacto a sus clientes. Además, estos son los que requieren de manera específica una cantidad de alimento, por lo que la pesada exacta es indispensable para ofrecer una buena imagen del negocio.

Las básculas comerciales son también un instrumento indispensable para los joyeros. En este caso, necesitan instrumentos de alta precisión para pesar el oro, las piedras preciosas y la plata con la que trabajan. Estamos hablando de objetos de gran valor que, obviamente, no se pesan en kilogramos como la fruta. En este caso, se trata de balanzas que disponen de modo de pesada en quilates y están certificados para ofrecer todas las garantías tanto a los joyeros como a los compradores de las piezas hechas.

¿Habías pensado que los prestamistas también necesitan balanzas comerciales? Efectivamente, y en un sentido muy parecido al de los profesionales del mundo de las joyas, recurren a las balanzas para saber el valor de las piezas que les traen sus clientes y los beneficios que pueden tener.

También los laboratorios cuentan habitualmente con uno de estos dispositivos, sobre todo balanzas digitales comerciales, para poder pesar los ingredientes que van a mezclar cara a conseguir un producto concreto. Especialmente importantes resultan en los laboratorios químicos, que requieren de modelos digitales para lograr una precisión absoluta.

Finalmente, no podemos olvidarnos de los caterings y cocinas como espacios en los que las básculas resultan indispensables. Hay que tener en cuenta que preparan platos para dietas específicas, en los que hay que controlar el peso de los ingredientes. Igualmente necesarias resultan en la preparación de repostería, donde es necesaria la exactitud propia de un laboratorio para conseguir el éxito.

Tipos de básculas comerciales

Dependiendo de tu negocio, necesitas optar por un modelo de báscula determinado:

Las balanzas de mostrador tienen doble cuerpo, y en la parte superior cuentan con un visor, impresora y pantalla táctil. Debajo, tienen propiamente la zona de peso.

Las balanzas comerciales colgantes están fabricadas en acero inoxidable y en la parte superior te ofrecen la impresora, el visor, la botonera y la etiquetadora. El cliente también puede, desde su lado acceder a un visor para comprobar el pesado por sí mismo. Seguro que las has visto en tu frutería o carnicería, por citar dos de los comercios más habituales que los usan.

En la actualidad, la mayoría de estos tipos de balanzas comerciales son digitales, ya que son la más cómodas de usar y limpiar, además de ofrecer un índice de presión muy alto.

Elementos a tener en cuenta

Si vas a comprar una balanza para tu comercio, debes tener en cuenta diversos elementos que marcarán su buen funcionamiento y optimización:

– El peso máximo, que determina si el rango va de gramo en gramo o llega a los 10 g. De todos modos, ten en cuenta que lo más habituales es un rango de peso de 5 gramos.

– Conexión de red. En el caso de las balanzas digitales, cuentan con conexión de red mediante ethernet.

– Sus posibles accesorios, que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu báscula. Uno de los más modernos, y cada vez más usado, es el lector de código de barras.

En este sentido, hay que destacar que muchas personas se preguntan si necesitan impresora, etiquetadora, pantalla táctil o botones para hacer su trabajo adecuadamente. La verdad es que no hay una única respuesta a esta pregunta. La impresora es indispensable para proporcionar el ticket al comprador, pero la verdad es que la etiquetadora es un requisito legal si en tu negocio vas a envasar productos al vacío para venderlos. Las balanzas comerciales actuales tienen el software adecuado para que puedas hacerlo sin tener que recurrir a otro dispositivo añadido.

En el caso de las pantallas táctiles, hay que tener en cuenta que ofrecen una imagen más moderna al cliente, lo que siempre resulta un punto a favor a nivel comercial. Además, hoy en día se pueden usar perfectamente en pescaderías o carnicerías sin que tengas que preocuparte por la integridad del equipo.

Ahora que ya tienes toda la información sobre las balanzas comerciales, ¿cuál crees que encaja mejor en tu negocio?